Cabeza de cuba

Un vino único en el mercado y de producción muy limitada

Algunos productores, principalmente en la región de la Borgoña, hablan de "Tête de cuvée" para referirse a sus mejores vinos. Solar de Samaniego adoptó este término hace más de 30 años para denominar a la mejor partida de cada cosecha, naciendo así Cabeza de Cuba.

Este año estamos especialmente orgullosos de poder compartir con nuestros cofrades uno de los Cabeza de Cuba más especiales de las últimas añadas. Nuestro enólogo, Alberto Serrano, ha trabajado un coupage de Tempranillo con una alta proporción de Graciano, una singular y aromática uva autóctona de la que Bodegas Solar de Samaniego posee 10 hectáreas, en las fincas de La Escobosa y Ribaltayo. 

El resultado de este especial y cuidadoso proceso de selección y elaboración es un vino de precioso color granate con alguna tonalidad teja e intensos aromas a frutas negras compotadas, madera y especias: cedro, vainilla, clavo y canela. Su boca es armónica, fresca y sedosa, con taninos dulces muy pulidos, largo y con un final aromático y placentero.

Por su limitada producción,
solo está a la venta telefónicamente. 

call me back