Esta finca recóndita y silenciosa durante años, situada al norte de nuestras Bodegas de Laguardia y al abrigo de los vientos, tiene una difícil orografía y suelos calcáreos. Conocida familiarmente como La Olvidada, con esfuerzo, dedicación y desvelo ofrece una escasísima producción, pero de excelente calidad

Sus uvas se vendimian en cajas de manera manual, se revisan en la mesa de selección y pasan por un cuidadoso proceso de elaboración, del que nace nuestro Reserva La Olvidada, solo en aquellas añadas que lo permiten. La última de ellas fue la de 2012, que puede adquirir en nuestra tienda online.